El Caldero de la Bruja

En este caldero echaré un poco de fantasía, un poco de ci-fi, y un mucho de todo aquéllo que me gusta.

Mi foto
Nombre:
Lugar: A Coruña, A Coruña, Spain

16.12.05

El Arpa Celta (II), por Jord Cochevelou

EN ESCOCIA Y EN EL PAÍS DE GALES
»Desde el siglo V, los misioneros irlandeses que llegaban a evangelizar la isla de Bretaña tenía por costumbre acompañar sus salmos con una pequeña arpa. Escocia y el País de Gales rivalizaban en la imitación de la música irlandesa. El arpa escocesa era idéntica a la irlandesa.
»Los bardos y arpistas escoceses no sobrevivieron a las medidas de castigo que siguieron a los levantamientos de 1715 a 1745. El arpa fue completamente suplantada por la cornamusa y el violín, Desde hace algunos años, asistimos a un despertar del arpa en Escocia, con la Sociedad de arpistas Comunn Ha Clarsaich. En el País de Gales, el arpa ha proseguido su evolución propia. A partir del arpa irlandesa, los galos, volviendo a buscar el cromatismo, han creado un gran arpa con tres bandas de cuerdas. Este sistema, demasiado difícil, ha sido casi abandonado desde hace mucho tiempo. Los arpistas galos no emplean más que el arpa irlandesa y sobre todo el arpa clásica Ehrard.
EN BRETAÑA
»Fueron principalmente los misioneros llegados de la Bretaña insular en el curso de la inmigración bretona quienes han aportado el arpa en Armórica.
»Se conocen de ella numerosas representaciones desde el Siglo XI. En 1079, una carta otorgada a Nantes lleva la nominación de un tal Cadiou como arpista oficial del duque Hoel. En 1189, Ricardo Corazón de León hizo llamar a los arpistas bretones para su coronación.
»Después de haber alcanzado una gran importancia en toda Europa (confrontar los numerosos vitrales, tapicerías o cuadros, donde se pueden admirar arpas medievales derivadas del arpa irlandesa), el arpa desapareció cuando los bretones perdieron su independencia, abandonada como la lengua y la cultura bretonas por una aristocracia fascinada por la corte de Francia.
»Pero este arpa que no había cesado de resonar en las pequeñas cortes señoriales y en las fiestas de toda la Edad Media, ha permanecido bien viva en nuestro recuerdo, más bella, más evocadora quizá, algo más que un símbolo de arte, de poesía, de gracia, de pureza, de encantamiento.»

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal