El Caldero de la Bruja

En este caldero echaré un poco de fantasía, un poco de ci-fi, y un mucho de todo aquéllo que me gusta.

Mi foto
Nombre:
Lugar: A Coruña, A Coruña, Spain

16.12.05

Destripando series...

Bien, hablé anteriormente de ellas, pero ahora que las he visto ambas (por lo menos el principio), puedo hacer mi juicio propio, que es lo que más se suele disfrutar de este tipo de cosas. Empecemos.

"Los 4400", empieza medianamente bien. Tiene sus detalles, llamémolos "estúpidos", en ese inicio con los misiles y demás, pero es un buen comienzo: intrigante, dando un pelín de miedo, sin saber cómo se va a desarrollar la trama o qué va a pasar después. Hay personajes interesantes entre los 4400 que dan título a la serie; pero ya partimos de que hay cosas que no, que por mucho que intenten hacerlo bien, les queda un poco churro. Los dos actores protagonistas tienen menos carisma y saben menos de actuar que Jean-Claude Van Damme (lo cuál ya es jodido, oiga, aunque el Van Damme tiene su carisma y a los niños les encanta). El guión termina siendo aburrido, pesado, lento, poco sorprendente y, a veces, un pelín tonto. La segunda mitad (titulada "El Desenlace", aunque en realidad fue lo que dio pie a la serie que, me temo, no emitirán) termina de un modo que dices: aquí hay algo más... claro, los que sabemos que hay serie a mayores de ese final, nos quedamos fastidiados; y el espectador que no lo sabe, pensará que vaya churro de desenlace que no desenlaza nada realmente... Encima esta segunda parte es mucho peor que la primera -cosa que ya era jodida.
En resúmen: un fiasco, decepcionante. Y eso sin hablar de que a más de uno nos ha recordado más que ligeramente a una fabulosa serie de cómic, de la que hablaré próximamente, titulada "Rising Stars" y del mismo autor de "Babylon 5" (que si yo fuera él los demandaba por apropiarse más o menos de su idea, que además eso se lleva mucho en los USA).

"Roma", sin embargo, ha sido todo lo contrario. Fabulosa. Perfectamente dibujada, tanto la sociedad como todos los aspectos de la época de finales de la República. Tal vez tienen razón los que dicen que César y Pompeyo aparecen un pelín más viejos de lo que deberían de ser, o que Cicerón parece un pelele sin alma incapaz de escribir sus míticos discursos (aunque hay que recordar que era un hombre muy tímido que en contadas ocasiones leyó sus propios discursos, ya que los escribía para otros y no para su uso personal); pero ¡qué queréis que os diga! No creo que le sobre ni le falte nada de nada: Roma era así tal cual. Probablemente muchos se sorprendan algo, ya que la imágen que se tiene de la República está completamente dulcificada y retocada para las alarmadas y delicadas mentes actuales, tan políticamente correctas. Pero es que, señores, la moral y la conducta de la época no tienen nada que ver en absoluto con las actuales. Ni por asomo.
En definitiva: si no la habéis visto ¿a qué estáis esperando? Desde luego es una de las mejores forma de ver el Estado que sentó las bases de la cultura occidental (y después se preguntan de dónde han salido tantos corruptos, tantos cacos y tantos degenerados... como se suele decir: el que siembra vientos recoge tempestades).

10 comentarios:

Blogger Glassy ha dicho...

La de Roma no la he visto (sobre todo porque coincidió con el tan cacareado desenlace de "Los 4400"), pero opino de la de Antena 3.

De acuerdo contigo. Al principio me enganché con interés, por la expectación que tenía encima. Pero efectivamente, ni la pareja protagonista tiene carisma, ni es empática, ni funciona en pantalla. El guión es lento, sí, meten cosas que no vienen a cuento y personajes y conflictos que sobran (por ejemplo, el agente que secuestra a Kyle, ni siquiera llega a importarme por qué la tiene tomada con el jefe de la agencia), en cambio algunas cosas marchan demasiado rápido y no logras identificarte o hacerlas tuyas: por ejemplo, no llegué a sentir tensión por la posibilidad de que los protagonistas pudieran ser apartados del caso. En cuanto me di cuenta ya estaban con otra cosa. Demasiados saltos, demasiado apresurado todo.

A mí normalmente suelen fastidiarme las historias de amor en toda película o serie cuyo planteamiento a priori no las necesite; lo del sobrino del agente (no me quedé con los nombres, sólo con el de Kyle) y la novia de su hermano estaba cantadísimo, así como lo de la embarazada y el soldado negro (que por cierto, tengo un ojo clínico, enseguida imaginé la posibilidad de que hijo fuera suyo :) ); a mí en principio lo de esta última pareja me gustaba, por aquello de que me caían muy bien ambos personajes, pero luego se me hizo un poco tétrico su periplo de casa en casa, tétrico y aburrido.

En fin, mi único interés hacia el final era que el tema no se acabase sin decirnos quiénes eran los secuestradores y por qué se los habían llevado y por qué los habían devuelto. Porque sí, el que Antena 3 lo haya puesto como Desenlace me hace pensar también que no tienen mucha intención de poner la siguiente temporada.

Pero sinceramente, no me importa. No la echaré de menos...

viernes, diciembre 16, 2005 8:02:00 p. m.  
Blogger Mazeekeen ha dicho...

Pues si no has visto "Roma" te la recomiendo encarecidamente. Más que nada porque es una buena serie, con buenos actores y buen guión (que al fin y al cabo, es lo que más importa).
Yo no quise perdérmela, porque ya la primera parte del piloto de "4400" no me convenció mucho. Además de quedarme con la idea de que era muy "Rising Stars" -una de mis series de cómics favoritas-, con lo que me perdió mucho, la verdad, pues ni siquiera la he considerado original. Más bien es al contrario: un tema muy rillado. Y encima van y lo solucionan con lo de que en realidad eran humanos del futuro O_o: pos bueno, pos fale, pos malegro... pero sería mucho más valiente que lo pusieran como extraterrestres... porque además, entonces, a cuento de qué viene lo del cometa, si al final están en la Tierra de toda la vida (o eso parece, porque los futuros lo que quieren es salventar su situación, así que no creo que los cojan y se los lleven al otro extremo del Sistema Solar para cambiarles).
En fin... que no creo ni que me baje el resto, porque además, como he leído ya lo que pasa más adelante, pues ni gracia me tendrá XD.

viernes, diciembre 16, 2005 8:50:00 p. m.  
Blogger Mazeekeen ha dicho...

Por cierto, aunque algunos amigos creen que la niña es de lo peor, a mí me parece lo mejor de la serie. Es adorable y tétrica al mismo tiempo. Te pone los pelos de punta, pero no puedes evitar pensar que qué ricura de niña. ¡Yo quiero una Maya! ^_^

viernes, diciembre 16, 2005 8:51:00 p. m.  
Blogger cp ha dicho...

A mi me parece que la edad de Pompeyo esta bien, asi como su estado fisico, bastante deplorable en ese momento, justo antes de la guerra civil, y no es que mejorara mucho durante la misma.
La edad de Cesar si que me parece un poco exagerada, con unos años de más. El actor me gusta mucho, y me parece que hace una gran interpretación, pero aun asi, no es el que yo escogeria para interpretar a Cesar.
Lo de Ciceron, ya es cuestión de opiniones, hay quien dice que era como el de la serie, pero echo en falta que aparezca exaltandose y entusiasmandose en algún discurso.
Echo de menos también alguna otra cosa, pero más adelante, que son capitulos que aun no pusieron en España.

viernes, diciembre 16, 2005 10:32:00 p. m.  
Blogger Mazeekeen ha dicho...

Es que Cicerón tampoco pronunciaba sus propios discursos. Como era muy tímido, prefería escribir para otros (bueno, en realidad tenía un grupo de escritores que escribían el cuerpo del discurso y él lo retocaba dándole su forma final). La gran mayoría de discursos que nos han llegado de Cicerón, ni siquiera los pronunció él, simplemente se comentaba que era el autor y gracias.
El que sí que era un exaltado, y está muy bien representado, era Catón.

viernes, diciembre 16, 2005 11:35:00 p. m.  
Blogger cp ha dicho...

Si Caton esta perfecto. Pero Ciceron, aunque como dices tu, si se dedicaba sobre todo a escribir discursos para juicios, y nunca los leia, si leyo unos pocos, incluido alguno en el Senado (sobre el que he leido), aunque tendria que buscarlo. Pero vamos, la serie, de lo mejor.

sábado, diciembre 17, 2005 12:07:00 a. m.  
Blogger Mazeekeen ha dicho...

De todas formas, sí que han puesto un Pompeyo bastante mayor para lo que era él en realidad. Ten en cuenta que Pompeyo tenía 54 años en ese año, exactamente la misma edad de Cicerón, porque nacieron el mismo año, el 106 antes de nuestra era (y en la serie no les echas la misma edad ni de broma :P). El actor que interpreta a Pompeyo tiene 61 años, y el que hace de Cicerón tiene 10 años menos (51, que más o menos puede colar), y hombre, quieras que no, se nota...
Los discursos famosos pronunciados por Cicerón fueron dos: las Catilinarias, cuando descubrió el pomplot de Catilina contra él, convenciendo al Senado de que condenaran a muerte a los conspiradores (y eso fue antes); y las Filípicas, después de la muerte de César, hablando contra Antonio, y ganándose la muerte por ello.

sábado, diciembre 17, 2005 3:13:00 a. m.  
Blogger Glassy ha dicho...

(Off-topic metiendo baza entre los romanos: coincido contigo, la niña era lo mejor de la serie ;) )

sábado, diciembre 17, 2005 7:23:00 p. m.  
Blogger cp ha dicho...

Si, pero aun con la misma edad, Cesar venia de la campaña de las Galias, triunfante y en buena forma fisica, mientras que Pompeyo, tras la muerte de su joven esposa, estaba bastante dejado, y acabo con un estado fisico no muy bueno, dado que ademas no tenia el fisico de Cesar (que menos mal que por lo menos era calvo, vamos).

sábado, diciembre 17, 2005 10:52:00 p. m.  
Blogger Mazeekeen ha dicho...

Pero César era 6 años más joven que Pompeyo, y se nota la diferencia, sobre todo en esas épocas XD. El que era de su misma edad era Cicerón, no César XD.

domingo, diciembre 18, 2005 2:10:00 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal