El Caldero de la Bruja

En este caldero echaré un poco de fantasía, un poco de ci-fi, y un mucho de todo aquéllo que me gusta.

Mi foto
Nombre:
Lugar: A Coruña, A Coruña, Spain

2.12.05

Tomoe Gozen, la mujer guerrera

Tomoe Gozen es uno de los pocos ejemplos de una auténtica mujer guerrera en la historia temprana japonesa. Mientras otras pocas mujeres se veían a veces forzadas a cojer las armas (para defender su fortaleza, por ejemplo), parece que Tomoe era una consumada guerrera. Estaba casada con Kiso -Minamoto- Yoshinaka (aunque el Heike Monogatari la describe como una asistente femenina), que se alzó contra los Taira y en 1184 tomó Kyoto después de ganar la Batalla de Kurikawa. Con los Taira obligados a permanecer en sus Provincias Occidentales, Yoshinaka comenzó a insinuar que era él quien debía llevar el manto del liderazgo de los Minamoto -una sugerencia que provocó un ataque contra Minamoto Yoritomo. Yoshinaka -y Tomoe- se vieron las caras contra los guerreros de Yoritomo en Awazu, una lucha desesperada en la que Tomoe cortó por lo menos una cabeza. El Heike Monogatari dice ésto de Tomoe:
"…Tomoe era especialmente hermosa, con la piel blanca, largos cabellos, y formas encantadoras. También era una remarcablemente fuerte arquera, y como espadachina era un guerrero que valía por mil, preparada para enfrentarse a un demonio o a un dios, montada o a pie. Dominaba a los caballos desbocados con una gran habilidad; cabalgó ilesa por peligrosos descensos. Cada vez que una batalla era inminente, Yoshinaka la enviaba como su primer capitán, equipada con armadura pesada, una enorme espada, y un poderoso arco; y realizó más actos de valor que ninguno de sus otros guerreros." (Cuento de Heike, McCullough, pg. 291)
El Heike Monogatari va más allá diciendo que Tomoe fue una de los últimos cinco Kiso que permanecieron en pie al final de la Batalla de Awazu, y que Yoshinaka, sabiendo que la muerte estaba cerca, la urgió a marcharse. Pero reacia a irse, se enfrentó a un guerrero Minamoto llamado Onda no Hachiro Moroshige, cortó su cabeza, y después partió a las provincias orientales. Algunos han escrito que Tomoe, de hecho, murió en la batalla con su marido, mientras otros afirman que sobrevivió y se convirtió en monja.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal